DEVALUACIÓN DE LA PERSONA

Desde que “somos” de la Unión (Europea) y en “nuestros” bolsillos llevamos Euros; la banca gana aunque pierda, como siempre. ¿Qué ha cambiado entonces?

El sistema es muy sencillo (y no ha cambiado nada):

    • La banca (las empresas) -así en general, en abstracto- no gana lo que tenía previsto: ¡Toma crisis!

    • La corrección ante la crisis (devaluar la moneda) ya no puede ser porque la realidad -la que ellos han procurado- así lo impone: ¡Ahora se devaluará la persona!

    • Que para eso hay que modificar las constituciones de cada país-miembro: ¡Se cambien, coño! ¿Para qué están los responsables?

    • Que la persona es griega, portuguesa, irlandesa, española o italiana: ¡Malo! Se devalúe lo que haga falta.

    • Que es alemana o finlandesa: ¡Bueno! Se quede como estaba, mientras los otros paguen.

A esa manera de devaluar le han buscado un responsable sin nombre. Así que no será culpable ni Merkel, ni Alemania, ni el BCE. Pero sí se presenta ante los devaluados como algo familiar: ¡La prima! La prima de riesgo. Y nosotros, los devaluados: ¡Los primos! Claro está.

Los únicos motivos de explicación para hacer todo lo que se les ocurra con tal de cumplir con sus objetivos: echar la culpa al anterior “responsable”; cuando se termine el recurso, echar la culpa a la realidad; para finalizar, “la responsabilidad del responsable”.

La única vía de escape: la “promesa” (¡ja!) de que habrá un futuro mejor, cuando llegue llegó -si llega-, después de todo el sacrificio.

Entre los devaluados, los “responsables” crean categorías para que haya división –saben aplicar perfectamente aquello de divide y vencerás-. ¡Son tantos años! ¡Tantos siglos maquinando!

También saben explicar que todo lo que hacen es “por responsabilidad”, aunque unas veces sea saltándose la ley y otras, cambiándola para su propio interés, que siempre sabrán venderlo como interés general (Ig) – para ellos es igual a su interés particular (Ip) menos el interés de los “invisibles” (Ii) – que nunca jamás debe resultar negativo con respecto al último balance. (Ig = Ip-Ii ; Ig > 0; Ip > 0 ; Ii = lo que haga falta para que se cumpla todo lo demás; porque eso es lo responsable)

Los “responsables” siempre harán lo que tengan que hacer: “lo responsable” según ellos. Nunca les temblará el pulso por mucho daño que le hagan a los que no ven, a los que no existen para ellos, a los “invisibles” que solo reconocen cuando necesitan su voto; lo único que les interesa.

(Resulta que, en tiempos de crisis, cuando Ip tiende a cero, será responsable que Ii sea -Ii (– · – = +) y así se garantiza lo que ellos están cuidando que quede garantizado (Ip).)

Así; la banca siempre gana, aunque pierda; los pensionistas siempre pierden porque eso es lo “responsable” y es lo que dicen “los responsables”. ¿Y los jóvenes…? ¡Ay, los jóvenes! A ellos les van a dar la “opción Lute”: ¡Camina -fuera de España- o revienta -en el paro-!

       – ¡Hay que joderse!

       – ¡Para volverse locos!

       – ¡Y visibles!

       – ¡Venga!

….

¿Cuándo nos miraremos en el espejo?

————————————————————————————————-

LXI

Te lo dirán…

-Nos lo dicen a todos

y allá vamos.-

Te dirán que camines

y tú lo harás.

Te dirán que descanses

y a descansar irás.

-Lo hacemos todos.-

Un día, otro día… un mes.

Un mes, otro mes… un año.

Un año, otro año… una vida.

Comerás monotonía.

Monotonía hablarás.

Monotonía…

-Eso lo vivimos todos.-

Pero… te cansarás…

Te darás cuenta de todo…

Pretenderás hablar…

…y tratarán de callarte.

Te ofrecerán

lo que no imaginaste.

Te harán dudar de tu deseo.

Y… si aún no te estimas,

aceptarás.

-Al final aceptamos casi todos-

Cualquier día…

Olvidado ya…

Resignado ante todo…

Te mirarás al espejo:

     – ¡Soy yo!

-Gritarás sorprendido-

¡Entonces…!

Sólo entonces

desearás firmemente ser un loco.

                                                  18-Nov.

-De Poemas del Camino.

Inmaculada Constitución

Desde que los “representantes del pueblo”, sin consultar a los “invisibles”, la obligaron a prostituirse por por un puñao de parné, la Constitución ya no es la que era, ya no es la madre que está para todos, ya no está para mediar ni para buscar soluciones, ya no es ágil.

La utilizan, drogada, para satisfacer las necesidades que los “responsables” defienden. La utilizan como han utilizado siempre todo aquello que puede humanizar. Como han utilizado a dios, sea el que sea su nombre. Como han utilizado el amor.

Antes era como una diosa, señora de lo visible y lo invisible. Ahora es como una puta obligada, que solo debe atender a los intereses muy concretos de quienes la prostituyeron.

Algunos prostituyentes, se arrepienten ahora y piden perdón y se lamentan y lloran por las esquinas cuando oyen el canto de los gallos que les recuerdan la cobarde traición.

La vieja Constitución está muerta en vida.

¡La Constitución ha muerto!

¡Viva la Constitución!

 

——————

LVIII

 

Si tenemos la vida…

¿Por qué hablar de la muerte?

¿Por qué cerrar la herida?

¿Por qué temerte?

¿Acaso tú no eres amor?

 

Estamos hartos de querer tenerte

y no tenerte.

Estamos hartos de vivir tu muerte.

 

¡Te han utilizado, dios!

 

Y nos han enseñado

a contemplar tu muerte

a ignorar tu vida

y a temerte…

 

Nos han enseñado

a no saber del amor.

-Solo hablamos del dolor-

 

¿Que por qué hablar de la muerte…?

Para olvidar la vida. Simplemente.

 

14-nov-77

———————-

HACIA LO VISIBLE

LXVIII

Ayer, tú no existías,

estabas ausente.

-Como estamos todos,

como está la gente-

Hoy, muerto Muerto,

estabas presente.

-Como nunca estabas,

rodeado de gente-

Mañana…

¡Ay, mañana!

Mañana no serás

ni un triste recuerdo.

¿Hará falta otra muerte?

-¿Otro muerto Muerto?-

¿Quién será el siguiente?

Tendremos que pensar

en ayer,

en hoy,

en mañana…

Y cuando sepamos

que los muertos

somos nosotros;

-los que pudiendo ser

no somos-

no hará falta esperar

a que llegue el siguiente

porque todos seremos

-despreciando a la muerte-

compromiso de vida…

…lo que fuiste un diciembre.

—————————————————————————————————

En esta ocasión tiene que ir delante el LXVIII del libro de poemas.

Homenaje a Manuel J. García Caparrós, el mismo día que dejó de ser invisible-a-los-ojos-de-otros. El mismo día que tomo la decisión de iniciar un camino y se hizo visible. El mismo día que lo mataron los “responsables” del momento, que no podían permitir que se hiciera visible lo invisible.

Siempre responderán igual “los responsables”.

El camino hacia lo visible está señalado. La decisión debe ser meditada y no puede volver a ser individual. ¡Pero hay que tomarla!

Lo de Manuel es el ejemplo. No hay prisa ni hay camino marcado. ¡Pensemos en lo que nos señaló Antonio*!: “...se hace camino al andar...”

¿Lo haremos?

——————–

* Antonio Machado