Nada nuevo. Nada bueno

Feliciano se había acostado la noche anterior con el mismo propósito de los últimos días: levantarse temprano para salir a caminar, aprovechando el fresco de las mañanas de verano, y de esa manera comenzaría la difícil tarea de rebajar diez kilos su peso.

Había leído que la masa corporal de una persona normal tenía que ser inferior a 25 (índice que se obtiene dividiendo el peso entre el cuadrado de la altura) para escapar de todos los males habidos y por haber.

Su índice, calculado a ojo, sin pesarse ni medirse previamente, utilizando las medidas que él creía poseer en ese momento; era superior a esa cifra que hace frontera entre la normalidad y el riesgo de padecer un infarto, un cáncer o una grave enfermedad.

Se levantó a la seis, todavía estaba oscuro, orinó sentado para no hacer ruido y no utilizó la cisterna por lo mismo. Volvió a acostarse con el propósito de levantarse y salir a la calle en cuanto comenzara a clarear el día.

Cuando se despertó eran cerca de las nueve. Ya es tarde –pensó malhumorado-. ¡Ya es tarde! Ya es tarde. Se dio la vuelta en la cama y contempló la desnuda espalda de Pili.

¡Ay, Pili, cómo se pasa la vida! De pronto, sin haberte percatado del paso del tiempo, te das cuenta de que ya es tarde para cambiar. El índice de la masa corporal es lo de menos. ¡Al carajo la masa corporal! ¿Qué será de nuestros hijos si se quedan atrapados en esta insensata red de especulación? ¿Para qué habrá servido nuestro esfuerzo y el de ellos?

Cada día sin perspectivas de futuro. Y, en el horizonte, un futuro duro en el que los nuevos trabajadores, después del palo del paro, serán como kleenex (de usar y tirar). Será volver para atras los años que hemos vivido.

¡Qué suerte tuvimos! Pero la suerte ha cambiado, Pili. Nada nuevo nos espera. Nada bueno. ¡Pobres hijos! ¡Pobres nietos!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo real-ficción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s