Dialogado (2)

Políticos… ¿Son los que saben lo que necesitan los ciudadanos?

Eso dicen ellos.

¿Tú que dices de lo que dicen?

De lo que dicen… nada. De lo que hacen… que no hacen nada… sin presión.

¿Pero ellos saben, o no saben lo que hay que hacer?

Saben perfectamente lo que tienen que hacer para mantenerse en el puesto. Lo que supone que saben lo que hay que hacer para solucionar los problemas que tienen planteados sus representados. Pero casi siempre surgen contradicciones, y lo que resulta bueno para solucionar los problemas no lo es para mantenerse.

Pero, antes de ser elegidos, ellos explican lo que pretenden hacer.

Efectivamente, y después recurren a justificaciones sin sentido cuando no hacen lo que prometieron.

¿Nos toman por tontos?

Nos conocen. Saben que no tenemos capacidad para otra cosa que para poner un voto en una urna cada cierto tiempo. Todo lo demás está controlado por el sistema.

¿Pero… el sistema no es la democracia?

Pues no lo es. Oficialmente tiene la apariencia de democracia, pero el funcionamiento real, aquí y ahora, es que el sistema está configurado para que sirva a los que tienen y no a los que necesitan.

Quieres decir que si tienen que elegir entre favorecer a los que ya tienen o a los que necesitan, están eligiendo a los que tienen.

Esos son los dueños del poder. Esos son los que gobiernan.

Pero… eso no es democracia.

Lamentablemente no lo es.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es decir el nombre de esta mutación del sistema. Lo segundo participar en el restablecimiento de la democracia. Lo tercero participar en su funcionamiento para que no vuelvan a amañarla.

¿Cómo lo vamos a hacer?

Ejerciendo nuestros derechos. Exigiendo la democracia. Interviniendo en la vida política. No delegando más ante gente sin rostro, sin responsabilidad, sin escrúpulos… que va a defender lo que le pida el dinero.

¿Pero… cómo… yo…?

No aceptemos la timocracia. Exijamos la democracia. Organicemos un sistema de control del funcionnamiento democrático que no permita que vuelva a repetirse el control del dinero.

Esto no es tan fácil.

No. Lo más fácil es dejar las cosas como están, y continuar quejándonos en la barra de un bar, en el grupito de amigos o en la marea correspondiente.

Anuncios

¡No dejemos que vuelva!

Ya pararon sus manos

con decretos acordes

a esos tiempos lejanos

que nos quieren volver.

Ya rompieron su mundo

y los sueños de entonces

con las dudas que tienen

los que compran poder.

Ya no duerme en su casa,

le robaron la noche

para oir el silencio

de su cruel desnudez.

Ya no toma la cena.

Ya no mira a la gente.

Ya no piensa en mañana.

Ya no quiere vejez.

Emigró hacia la muerte

sin saber bien por qué.

A una vida robada

qué se va a responder.

Ya encargan las camisas

de colores azules

y preparan la letra

de otra absurda canción.

Ya rompieron la línea

que amparaba a los parias.

Ya planean las fosas…

…a enterrar la ilusión.

¡No dejemos que vuelva

la España del miedo!

¡No dejemos que venza

otra vez la opresión!

—- —- —- —- —-

Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos.”  Edmund Burke

Dialogado (1)

¿Dónde está la diferencia entre el ser humano y el resto de los seres?

– Siempre nos han enseñado que lo específico de lo humano es la capacidad de razonar: “El hombre es un animal racional.

¿Y la diferencia entre ser humano y no ser humano? “Ser o no ser…

– ¡No empecemos a jugar con las palabras!

No, no es un juego. Piensa un poco.

– Recuerdo que algún sabio dijo: “Pienso, luego existo” y eso parece que fue muy importante, aunque yo nunca le he visto la importancia.

¿Tú piensas a menudo?

– ¡Ay, que te veo venir!

¿Te evades?

– ¡No! Es que…

Es que si decimos que somos racionales y nos sorprendemos, a nosotros mismos, no siendo lo que decimos que somos…

– ¡Para! ¡Para! Para! ¡Para! ¿Quien te ha dicho que me evada?

No me lo ha dicho nadie; lo he visto con mis propios ojos. Pero ese no es el asunto.

– ¿Entonces?

No te preocupes. El hombre es diverso, genérico, no es uno. Cuando hablamos del hombre, es un decir.

– ¡Vamos, que el hombre no existe!

Ese hombre único, animal racional, que piensa… y que por eso existe… pienso que no.

– ¿Tú sabes lo que estas diciendo?

Solo sé que no sé nada.”

MAÑANA

XIV

Hoy

mis palabras

no pueden llegarte.

Mañana, sin embargo,

quizá sea tarde para hablarte.

Mi mundo es ahora tan pequeño

y tú tan grande.

Quiero intentar vivir

sin ti delante:

sin luz,

sin esperanza,

sin alegría…

Si así pudiera hacerlo

así lo haría.

Más no puedo.

Jamás podría vivir

sin la esperanza

de sentirte mía.

Hoy,

ciego y triste,

camino mi camino

con soledad,

en la noche,

en el hastío.

Mañana, sin embargo,

quizá todo a mi lado esté vacío.

Si, al menos, al mirar mis manos,

encontrara qué ofrecerte.

Mañana…

Mañana será tarde.

Mañana, vida mía, podré amarte.

——

Incluida en el original Primeros Pasos de “libro de poemas

Si quieres el “libro” completo (en pdf) solo tienes que pedirlo a través de la página libro de poemas.

—–