Suspiros (1)

Las palabras solas, sin actos, son

hojas muertas que nada recuerdan ya

de su pasado.

 

 

La vida que vivía ya no era vida.

No quiso sufrir y se quitó el amor.

 

 

Solo oímos los ecos

de los desgarradores gritos de la miseria,

pero escuchamos atentos los mensajes

de los compradores de silencios.

 

 

No confundamos

nuestro miedo con el de ellos.

El nuestro, a no ser;

el de ellos, a no tener;

 

 

“Todos somos humanos.”

¿Qué significa eso

en una humanidad

que olvidó el amor?

 

 

Creía que era suya la verdad,

pero solo era la suya.

Ahora cierra los ojos

para no ver la realidad.

 

 

Mi silencio respeta mi pensamiento.

Sabe todos mis secretos y los guarda.

Confío en él, pero otros

siempre ven una amenaza.

 

 

Un silencio con mirada,

un gesto, una sonrisa, una lágrima…

mejor que una palabra interesada.

 

 

Si lo que más te interesa no es compatible

con el amor…

solo una de las opciones que elijas será buena.

 

 

No digas que no hay dolor ni sufrimiento.

Lo que no hay es amor, y yo lo siento.

 

 

No quiso amar y prohibió el amor.

El amor se hizo, entonces, clandestino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s