bueno por conocer

El poder conoce las debilidades del ser humano y las utiliza: aprieta pero no ahoga. Solo estigmatiza al porcentaje suficiente para ejemplarizar lo que puede suceder a quien no se someta, a quien ose la búsqueda de algo mejor o el enfrentamiento.

La cuota de poder, bien repartida, se ofrece en pequeñas dosis en ámbitos familiares y laborales para que sirva de contención ante individualidades que quieren ir más allá de lo malo conocido.

Desde la defensa de lo conocido, por malo que sea, a la aventura de lo por conocer, aunque se presuma mejor; hay un paso que no es fácil de dar. Y en esas estamos.

El poderoso sabe que nadie que tiene los pies en el suelo se aventura. Nadie que esté agarrado, con una o con dos manos, a cualquier soporte medianamente estable; se soltará sin haber asegurado con firmeza sus dos pies en la tierra. Sólo los que están sin apoyo se van a arriesgar.

Nuestra historia reciente nos dice qué ocurrió cuando, en un momento determinado, el poder erró sus previsiones, traspasó el porcentaje, y provocó que la mayoría buscara algo mejor. Nuestra memoria no puede olvidar tan pronto cómo se resolvió el despiste: fascismo y guerra.

No dudemos que lo volverían a hacer.

EN EL 18 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE CALVO SOTELO

Su santa intolerancia


«Nuestra arrogancia previsora, apriorística, ínspirada en la fe y no en el despecho, nos ha preservado de todo acatamiento a la República, y de reverenciar sus jerarquías, y de convivir con sus instituciones, y de formar en sus cuadros de mando y de saludar su enseña tricolor, secuestradora de la vieja bandera de la Patria.»

(Del discurso de Calvo Sotelo en el Palace Hotel, de Madrid, el 12 de enero de 1936, con ocasión del homenaje nacional a las minorías monárquicas de las Cortes.)

La Vanguardia. Barcelona. 7 julio 1954

Pero no dudemos tampoco que los poderosos han trabajado duro para conseguir sus propósitos sin repetir los mismos errores. Solo unos pocos serán sacrificados. Al resto: ¡miedo!

Seguiremos esperando mientras nos conformamos con lo malo conocido.  Amén.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s