¡Camina!

.

Nuestros miedos,

tu soledad y mi soledad,

son su fuerza.

.

Es lo que impide que tú crezcas.

Es lo que te hace débil

ante tu propio espejo.

.

Su fuerza

es nuestra fuerza encadenada

a otras fuerzas sin sentido,

maniatadas,

entregadas…

a cambio de nada

-una promesa-.

.

Y siempre te dan la espalda

y has de verte exigiendo

a gritos, en mar de gritos,

la parte de aquel futuro

que te vendieron -humo-,

a cambio de una promesa -nada-.

.

Tu vida

no puedes vivirla

con las promesas de otros.

Escupe tu rabia,

camina,

siente…

y no dejes que cambien nada

a cambio de tu presente.

.

Camina

y vive…

No ignores más tus pasos

ni los pasos de otros,

como tú,

en el camino…

.

¡No estamos solos!.

.

Ignora

a los que lucen la promesa

y la olvidan,

y hacen que sientas…

que no eres,

que no sabes,

que no puedes…

.

¡Camina!

¡Que sí puedes!

.

¡Camina!

¡Que sí sabes!

.

¡Camina!

¡Que sí eres!

.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo real-poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s