¿Vas a esperar más?

Hay que actuar ya

.

Cuando nada va bien…

cuando piensas

que nadie es tu nombre…

cuando eres invisible…

.

¡Cómo pesa la vida…

… y qué fácil sería

dar un salto y volar!

.

Está el miedo acechando,

en tu sombra metido,

y no deja que mires

a quien tienes detrás…

y no sabes si piensa

si su nombre es nadie,

si se siente invisible

o si piensa en volar…

.

Los que dicen que saben…

dicen que hay que esperar,

que ya viene un futuro

con su vuelo virtual…

…y te exigen silencio

y te piden que aguantes…

que el futuro ya viene;

solo cabe esperar.

.

Mas con miedo y silencio

no se alcanza el futuro;

te lo traen…

los que dicen que saben,

los que quieren que esperes,

los que piden que aguantes.

.

El futuro que quieres…

no hay que hacerlo esperar

ni dejar que lo traigan

los que mandan callar

mientras venden lo nuestro

y nos mienten

y humillan

y nos quieren liquidar.

.

¿Vas a esperar más?

.

Anuncios

De los sueños rotos – (2014-…. ) (y 2)

De los sueños rotos (y2)

¡Demasiado sufrimiento por metro cuadrado!

Desde la blanca cúspide de esta pirámide debería revolotear la PAZ  -y  la historia, para que nunca más vuelva a repetirse-; pero no por vernos forzados a renunciar a los sueños de igualdad, libertad y justicia, sino por el convencimiento de que las únicas renuncias que deberían ser exigidas, de manera pacífica, son las de la manipulación y el abuso de poder, que viven de la mentira y engendran odio, desigualdad y violencia solo para doblegar al hermano, ignorando al humano que sueña.

.

Cara 1

¡Ay!

Odio y dolor

vinieron a romper sueños.

Y el miedo dejaba las calles vacías.

No llegaron de fuera las primeras balas

asesinas de sueños, de ilusión y de esperanza.

Las horas de violencia y angustia, se hicieron tan largas

que jamás en la vida se había conocido travesía más amarga.

.

Cara 2

Las

horas,

en la huída,

se tornaban sogas,

y en los vacíos cuerpos

-ni dolor ni miedo- ya nada cabía;

solo la esperanza de sentirse humanos

y volver, un día, a sentirse, con respeto, tratados.

.

Se puede morir por las ideas...

.

Cara 3

Y

cientos

volvieron,

creyendo mentiras,

y solo sintieron la rabia asesina

hiriendo su sueño y segando sus vidas.

La sangre en la tierra, muy bien protegida

dejó la semilla del único sueño con miles de heridas.

.

Cara 4

El

sueño,

que creían roto,

ahora pervive sin prisas.

Es el sueño de los desheredados…

Los que nunca quisieron ser protagonistas,

los que, con nuevas mentiras, andarían indignados

y exigiendo no perder la esperanza, no volver al pasado. 

.

nos recordarán que los sueños jamás mueren
nos recordarán que los sueños jamás mueren

En cada una de las cuatro caras de esta pirámide “de los sueños rotos” están grabados casi cinco mil nombres de hombres y mujeres que murieron porque otros, recurriendo a la mentira y al odio y a la violencia, creyeron ser más que ellos.

.

¡Qué angustia!  -se llame Portugal o España, Grecia o

Irlanda,  África  o  Europa,  América,  Asia  u  Oceanía,  

Ucrania  o  Guinea,  Ana  o  María,   Dolores  o  Alegría-

¡Qué  angustia  contemplar  cómo  se  tratan  los  hijos!

¡Cómo  se  ignoran  a  muerte  dos  de su misma sangre!

¡Cómo  les  mueve  algo  turbio  que  les lleva a odiarse,

mentirse o matarse!  ¡Qué angustia  más grande cuando

uno de los hijos  se erige  el  más  grande  y se escuda en

la madre para odiar y mentir, ignorar y matar y matarse!

.

El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto son, de las que no son en cuanto no son.”                                                                                                                                                                                                   – PROTÁGORAS –  Los discursos demoledores.

De los sueños rotos-(1937-2014) (1)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando pronto se van a cumplir 77 años de la llegada a Málaga de la rebelión que pretendió romper los sueños de los desheredados, destrozando vidas de inocentes [los que arrojaron a las miserables fosas de los campos -santos o profanos-, las cunetas, los caminos… y los que dejaron fuera tragando el dolor, con el miedo cerrando sus bocas y sus destinos], se inaugura un monumento con el que se pretende devolver la dignidad a las víctimas. Pero siendo objetivos, ellas -las víctimas- nunca perdieron nada; por la fuerza les fue arrebatado casi todo, por la fuerza del odio, por la fuerza de las armas… y eso nadie puede negarlo.

Los periódicos locales, con palabras o imágenes, toman nota y… dan detalle de los que fueron al acto a ponerse medallas. En algunos caben fotos y palabras de casos familiares. Un bonito detalle.

 Lina Aranda 01

 También en aquella ocasión fueron imprecisos. Mucho antes de 1982, Lina, ya cuidaba de los sueños… y escribía -sin saber escribir- al señor alcalde para solicitar mejoras… como la placa de mármol que se ve en el recorte de prensa de 1986.

Todas las crónicas se olvidaron de una mujer que no se olvidó de los sueños cuando todo el mundo se olvidaba. La mujer que acudía al cementerio, con su miedo vencido y cargada de agua, a regar los sueños de todos los que allí esperaban. La mujer que puso la semilla -los rabillos de pasa- para que “los que perdieron su vida por la libertad y la democracia” no perdieran sus sueños entre tanta patraña.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La placa conseguida en 1982, trasladada de su ubucación primera, y casi olvidada… el mismo día de la inauguración de la pirámide-mausoleo-panteón. Por bastante años, el único “monumento” que mantuvo la memoria de los sueños rotos.

2001 Acto en recuerdo de la II República 01

En recuerdo a Lina Aranda Romero. Y con ella, a los olvidados del mundo, de la oficialidad, del poder -del nivel que sea-; porque ni buscaron ni necesitan el reconocimiento, porque vivieron -viven- sabiendo que los sueños de todos deben ser respetados, y eso es, simplemente eso, lo que nos hace humanos.

.

Abre los ojos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todo habrá de empezar,

desde cero,

sin largos lamentos

que a nada conducen;

sin ayes de goma

-de lanzo y te hiero-

y te lames la herida,

que mañana vuelvo

a empezar el juego.

Y el mañana vuelve

como siempre, huero,

sin sustancia alguna,

sin olor a nuevo.

Quedan esperanzas…

que vende una loca

a quien nadie compra.

No exige dinero

quien vende tal carga;

solo quiere ojos

que miren a la cara,

que con ese pago

habría esperanza.

Y el mañana vuelve

sin olor a nuevo.

¿Quién compra esperanza?

¡Vamos!

Abre ya los ojos

y grítale al mundo

que viene un mañana

con nuevos colores,

pleno de esperanzas,

con fuerzas de todos,

sin sangre en las plazas.

¿Empezar de cero?

¡Sí!

Y con esperanza.

Los ojos abiertos,

mirando a la cara

de quien tengo al lado.

Olor a compromiso…

a esfuerzo, a trabajo…

a que todos servimos…

a que somos hermanos.

.