Luzamoraire

 

Imagen: Rafael Hierro. Tomada de "la flor del dolor" en juddithbosch.wordpress.com

Imagen: Rafael Hierro. Tomada de “La flor del dolor”‘ en judithbosch.wordpress.com

Uno ya vive con el desasosiego que provoca el empezar a darse cuenta de que está llegando al punto de no sentirse uno. Más propio sería decir: de no sentirse. Sin ningún diagnóstico fiable sobre la causa -o causas- de este no sentirse tan inoportuno, tan indescriptible. El tiempo parecía avanzar tan lentamente… y ahora sin embargo vuela… vuela sin posibilidad de echarle freno.

Los minutos de aquella noche calurosa se volvieron lentos, como antiguamente, muy lentos, de una lentitud desesperante. Los segundos no avanzaban a su ritmo habitual, no avanzaban apenas -uno, dos; uno, dos; uno, dos…- y solo de cuando en cuando daban un leve saltito -tres, cuatro, cinco…- para volver a quedarse enredados en un ridículo bucle sin sentido que amenazaba con detener el tiempo para siempre -cuatro, cinco; cuatro, cinco… -.

Las nubes quedaron fijas, en un cielo negro, de mil formas distintas -blanco sobre negro-: osos, águilas, delfines… que iban transformándose en flores… muchas flores- como una inmensa foto de lo que sería el mundo si no se alteraba el rumbo de lo que ya no estaba sucediendo -cinco, seis; siete…-
No quedaba ya ninguna imagen de animales, ni siquiera humanos, todo eran flores en aquella foto fija en blanco y negro -siete, siete, siete…-.

El inmenso globo va perdiendo el aire que tenía dentro. Y es el aire que se pierde el que detiene el tiempo -siete… siete… siete…-.

Entre tanto…

Dos poemas de amor mientras se escapa el aire… mientras se pierde un mundo… -s… s… s…- ahora de nadie.

Poema 1

LA LUZ LO MALO QUE TIENE
La Luz lo malo que tiene
es que no viene de ti.
Es que viene de los soles,
de los ríos, de la oliva.
Quiero más tu oscuridad.

La alegría
no es nunca la misma mano
la que me la da. Hoy es una,
otra mañana otra ayer.
Pero jamás es la tuya.
por eso siempre te tomo
la pena, lo que me das.

Los besos los traen los hilos
del telégrafo, los roces
con noches densas,
los labios del porvenir.
Y vienen, de donde vienen.
Yo no me siento besar.

Y por eso no lo quiero,
ni se lo quiero deber
no sé a quién.

A ti debértelo todo
querría yo.
¡Qué hermoso el mundo, qué entero
si todo, besos y luces
y gozo,
viniese sólo de ti!

Poema 2

PARA VIVIR NO QUIERO
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las
gentes del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
“Yo te quiero, soy yo”.

La voz a ti debida (1933)
PEDRO SALINAS


Luzamoraire – (c) – grojol

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Filosofía, real-ficción, real-poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s