El hombre es libre… para ser bueno

Que el hombre es bueno por naturaleza cuenta con muchos defensores.

No sé si suficientes -yo diría que nunca serán demasiados-. Tampoco sé si las indiscutibles excepciones que existan, aunque sea para confirmar la regla, deben ser consideradas despreciables, estadísticamente hablando, para aceptar la afirmación con alegría y con todas sus consecuencias.

Otra cuestión es cuando nos planteamos si el hombre -varón y mujer- es libre.

Lo cierto es que el hombre, que puede ser un lobo para el hombre, es capaz de ser la mayor esperanza para auto-recuperarse de las nefastas consecuencias de su torpe y nefasto proceder. Solo necesita actitud…

Actitud para gestionar dos cosas, para lo cual siempre es libre: ser capaz de ponerse en el lugar de un semejante, para intentar saber qué es lo que el otro siente; y comprender que, definitivamente, es cierto que si escupe hacia arriba tiene muchas posibilidades de que el escupitajo le caiga en la cara.

Sin esa actitud… -sin empatía y sentido común- no es posible que exista el humano bueno, pero siempre es libre para serlo.

4 comentarios sobre “El hombre es libre… para ser bueno

    1. Efectivamente. Y ningún ser humano debería apropiarse de la exclusividad de la parte buena de su condición, porque no existe la pureza: nadie es la bondad total ni, por supuesto, toda la maldad.
      Buen fin de semana, Isabel. Y muchas gracias por estar ahí. Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .