Agradecimiento

Definitivamente somos, a veces sin consciencia. Contaminados por millones de años de exposición a las circunstancias, en demasiadas ocasiones adversas. Pacificos y guerreros, creativos y destructores, a veces inhumanos…

Coincido con Jorge Guillén: 

…“Ganamos, gozamos, volamos.                                                                                                         ¡Qué malestar!”…

Somos como somos. Y tenemos que vivir aceptando nuestras imperfecciones. Las del ser humano en general y, muy especialmente, las individuales. Las dos son nuestras nos pongamos como nos pongamos.

¡Qué poco me gusta el “tener que más infinitivo”! 

Me encantan, sin embargo, las palabras que se agarran al pasado y traen suavemente al presente los recuerdos de una vida pasada que nos puede parecer mejor aunque, objetivamente, no lo fuera. Me encantan esos recuerdos que se comparten a través de la red y que me hacen rebuscar en los míos… esos recuerdos que nos acercan, aunque estemos muy lejos. 

Me encanta lo que expresan las imágenes, los sentimientos en los poemas, lo que cuenta cada línea de la vida de quien escribe; en ocasiones desde el dolor de una desilusión, de un desamor, de una incomprensión, de una indignación; en ocasiones desde la alegría de un renacimiento de la ilusión, de un amor, del recuperado aliento, del compromiso; en ocasiones del mantenimiento de la convicción de un estilo de vida alejado del bullicio, centrado en lo personal, en lo social, en lo espiritual, en lo natural, en lo histórico…

Me gusta la variedad de lo humano que se puede contemplar todos los días. 

Hecho de menos a quienes, por los motivos que fueran, dejaron de estar presentes (yo mismo estuve ausente en varios periodos en los últimos años); especialmente a quienes compartimos pensamientos y sentimientos desde diferentes partes del mundo. No pierdo la esperanza de reencontrarnos, aunque sé muy bien cómo se las gasta la famosa “circunstancias”. También he tenido la suerte de ganar nuevos contactos, que ya admiro, aunque mi tiempo y frecuencia de participación actual es bastante más baja que en otros tiempos. 

Mi agradecimiento por vuestra compañía.