CUESTIONES DE ESTADO

1

No ve más allá del lugar que ocupa.

Se siente sólido en su posición.

Odia al líquido que se adapta 

y al gas que se expande.

 

2

No fue posible entrar en su pirómana cabeza.

¿Por qué eligió echar más leña al fuego

que amenazaba con destruir su fortaleza?

 

3

Dar amor es como la fuente

que, incluso sin que exista una presencia,

mana siempre sin esperar recompensa.

Sí, es posible amar a quien desprecia.

 

4

Quien lo que no necesita reclama,

tal vez no lo obtenga 

cuando le haga falta.

 

5

Es el mismo para todos.

Unos caminan,

otros se arrastran, 

obligados por sus circunstancias,

otros, 

privilegiados, 

vuelan…

 

Lo que tiene valor

es el camino,

no la manera 

de llegar a la meta.

 

6

Quien desprecia hoy,

puede ser que lo necesite mañana.

Anuncios

Reflexionemos

Los humanos tenemos, afortunadamente, nuestras diferencias y eso debería ser suficiente para que supiéramos ser comprensivos con nosotros mismos y con nuestros semejantes, para no exigir a nadie lo que nosotros no estamos dispuestos a realizar, para no hacerle a nadie lo que no nos gustaría que nadie hiciera con nosotros. Pero… ¿Por qué no es eso suficiente? ¿Por qué utilizamos las diferencias para tratar de colocarnos por encima de los que, en un determinado momento, ya no consideramos como nosotros? ¿Por qué no hay suficiente respeto para los que, por cualquier motivo, no consideramos iguales?

Reflexionemos un poco sobre los motivos de tanta discrepancia entre hombres y mujeres, creyentes y ateos, de izquierdas y de derechas, ricos y pobres… 

¿Verdaderamente hay motivos para llegar a la destrucción de vidas humanas por semejantes discrepancias? 

¿Qué dios, qué ley, qué sistema político, qué pensamiento filosófico, qué teoría económica da autorización a semejante sinsentido?