Reflexionemos

Los humanos tenemos, afortunadamente, nuestras diferencias y eso debería ser suficiente para que supiéramos ser comprensivos con nosotros mismos y con nuestros semejantes, para no exigir a nadie lo que nosotros no estamos dispuestos a realizar, para no hacerle a nadie lo que no nos gustaría que nadie hiciera con nosotros. Pero… ¿Por qué no es eso suficiente? ¿Por qué utilizamos las diferencias para tratar de colocarnos por encima de los que, en un determinado momento, ya no consideramos como nosotros? ¿Por qué no hay suficiente respeto para los que, por cualquier motivo, no consideramos iguales?

Reflexionemos un poco sobre los motivos de tanta discrepancia entre hombres y mujeres, creyentes y ateos, de izquierdas y de derechas, ricos y pobres… 

¿Verdaderamente hay motivos para llegar a la destrucción de vidas humanas por semejantes discrepancias? 

¿Qué dios, qué ley, qué sistema político, qué pensamiento filosófico, qué teoría económica da autorización a semejante sinsentido? 

Anuncios