¡No dejemos que vuelva!

Ya pararon sus manos

con decretos acordes

a esos tiempos lejanos

que nos quieren volver.

Ya rompieron su mundo

y los sueños de entonces

con las dudas que tienen

los que compran poder.

Ya no duerme en su casa,

le robaron la noche

para oir el silencio

de su cruel desnudez.

Ya no toma la cena.

Ya no mira a la gente.

Ya no piensa en mañana.

Ya no quiere vejez.

Emigró hacia la muerte

sin saber bien por qué.

A una vida robada

qué se va a responder.

Ya encargan las camisas

de colores azules

y preparan la letra

de otra absurda canción.

Ya rompieron la línea

que amparaba a los parias.

Ya planean las fosas…

…a enterrar la ilusión.

¡No dejemos que vuelva

la España del miedo!

¡No dejemos que venza

otra vez la opresión!

—- —- —- —- —-

Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos.”  Edmund Burke

Anuncios