De los sueños rotos-(1937-2014) (1)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando pronto se van a cumplir 77 años de la llegada a Málaga de la rebelión que pretendió romper los sueños de los desheredados, destrozando vidas de inocentes [los que arrojaron a las miserables fosas de los campos -santos o profanos-, las cunetas, los caminos… y los que dejaron fuera tragando el dolor, con el miedo cerrando sus bocas y sus destinos], se inaugura un monumento con el que se pretende devolver la dignidad a las víctimas. Pero siendo objetivos, ellas -las víctimas- nunca perdieron nada; por la fuerza les fue arrebatado casi todo, por la fuerza del odio, por la fuerza de las armas… y eso nadie puede negarlo.

Los periódicos locales, con palabras o imágenes, toman nota y… dan detalle de los que fueron al acto a ponerse medallas. En algunos caben fotos y palabras de casos familiares. Un bonito detalle.

 Lina Aranda 01

 También en aquella ocasión fueron imprecisos. Mucho antes de 1982, Lina, ya cuidaba de los sueños… y escribía -sin saber escribir- al señor alcalde para solicitar mejoras… como la placa de mármol que se ve en el recorte de prensa de 1986.

Todas las crónicas se olvidaron de una mujer que no se olvidó de los sueños cuando todo el mundo se olvidaba. La mujer que acudía al cementerio, con su miedo vencido y cargada de agua, a regar los sueños de todos los que allí esperaban. La mujer que puso la semilla -los rabillos de pasa- para que “los que perdieron su vida por la libertad y la democracia” no perdieran sus sueños entre tanta patraña.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La placa conseguida en 1982, trasladada de su ubucación primera, y casi olvidada… el mismo día de la inauguración de la pirámide-mausoleo-panteón. Por bastante años, el único “monumento” que mantuvo la memoria de los sueños rotos.

2001 Acto en recuerdo de la II República 01

En recuerdo a Lina Aranda Romero. Y con ella, a los olvidados del mundo, de la oficialidad, del poder -del nivel que sea-; porque ni buscaron ni necesitan el reconocimiento, porque vivieron -viven- sabiendo que los sueños de todos deben ser respetados, y eso es, simplemente eso, lo que nos hace humanos.

.

Anuncios