Alergias y no

La alergia… es una respuesta anormal del sistema inmune […] Descartar las alergias es tan importante como confirmar su existencia, para limitar tanto las medidas de evitación como preocupaciones e impactos sociales negativos innecesarios.”

                                                  es.m.wikipedia.org

¿Mi propio cuerpo se deja manipular,

me ignora… y me ataca?

¡Es alergia muy seria!

¿Para defenderse de qué?

 

¿En mi propia familia alguien se deja manipular,

me ignora…  me atraca?

¡Es alergia y miseria!

¿Para qué defenderse?

 

¿Algunos seres queridos se dejan manipular,

me ignoran… me rechazan?

¡Es alergia de serie!

¿Pero… alegría?

 

¡Descubrí el agente causante!

 

¿Hay humanos que se dejan manipular,

ignoran… atacan, atracan, rechazan a otros…?

¡No! ¡No es alergia!

¡Es lo peor de lo peor!

 

No podemos dejar que nos manipulen,

ni ignorar… que se ataca, 

se atraca,

se rechaza a seres humanos, 

cada día.

¡No es motivo de alegría!

Todos en peligro estamos

y no es nuestro silencio 

lo que nos salvaría.

Anuncios

Si solo somos humanos… (2)

5

¿Cómo vamos a vivir sabiendo lo que sabemos?

Que no somos lo que decimos que somos.

Que no hacemos lo que fingimos que hacemos.

Viviremos… pese a todo…

Pese a todos… viviremos.

 

6

Ya dejé de ser tuyo, 

con tu desprecio.

Todo lo tuyo:

tu predilección por lo seguro,

tu voluntaria ceguera para eludir lo obvio,

tu egoísmo… 

Todo para ti. 

¡Todo!

 

7

No deberíamos creer lo que nos dicen,

si lo que nos dicen no está en sintonía con lo que hacen.

No tendríamos que seguir tan ciegamente

a los que solo con palabras dicen sostener la verdad.

Es solo su verdad lo que sostienen.

 

8

No es bueno alimentar el conflicto. 

¿Es mejor la distancia?

¿El silencio?

¿El olvido…?

Eso… es entregar el conflicto al tiempo.

Los que mueven los hilos

 

Somos tan torpes… y ellos son tan sabios…

Los que mueven los hilos… nos están engañando.

                                                                                       

Tantas veces… nos pusieron la miel en los labios.

Tantas veces creímos… que estaban ayudando.

 

Y resulta que no… que no estamos hechos de barro,

que no somos tan torpes, ni ellos son tan sabios.

                                                                                  

Nos hicieron creer y creímos…

nos dejaron caer y caímos…

Y resulta que…                                                                                  

ellos son los buenos y nosotros los malos.

 

Los que mueven los hilos… nos están sangrando,

nos quitan las fuerzas… nos la están jugando.

Y resulta que… 

nunca lo vemos. -No lo veo yo y tú no lo ves.-

 

Todo lo que mueven… es por interés.

Traicionan a cualquier humano,

los que mueven los hilos…

y, si es preciso, a su propio hermano.

 

Y su interés determina las leyes,

esos hilos que nos mueven como marionetas,

con los que dominan, “para nuestro bien”,

los mercados, la vida, lo que es… y lo que no es.

 

Es con esos hilos con lo que van indicando

quien es el que reina en su mundo amañado,

quien tiene derecho al camino y quien será marginado,

quienes son los que vuelan y quienes van arrastrando.

 

Mas somos humanos, que no marionetas,

que un mundo mejor es posible si todos contamos,

que el derecho al camino es de todos los que en él caminamos,

que hacen falta hilos nuevos que aseguren… que sus manos van a estar quietas.

Libertad para ser

 

                                                “Para la libertad, sangro, lucho, pervivo” …                                                                                         

Miguel Hernández 

 

No es nada si no se usa.

Solo una bonita palabra

eclipsada… 

sin razón.

 

La sinrazón siempre gana 

si domina 

los caminos de la ley, 

o del amor.

 

Siempre gana… 

cuando crea vericuetos 

para burlar la verdad, 

para torcer voluntades, 

para otorgar un valor 

a aquello que no lo tiene

por mucha ley “ad hoc”…

por mucho falsificado amor…

 

La sinrazón se mantiene 

sostenida 

por mi silencio, 

por tu silencio…

Nuestro silencio.

 

Y el silencio prevarica 

empujado por el miedo.

Ese miedo…

que provocan 

los que le dan alimento.

 

Ese miedo es un veneno.

Es mi miedo…

Es tu miedo…

Nuestro miedo.

(pesadilla que se muerde la cola)

 

Contra ese veneno…

solo un remedio:

libertad. 

Libertad, sí.

¡LIBERTAD!

¡Qué bonita palabra!

 

Mas… 

no es nada… 

si no se usa…

si solo se queda en eso… 

en una bonita palabra

eclipsada…

sin razón.

 

Soy libre.

Eres libre.

¡Somos libres!

 

¡Libertad!

¡Libertad para usar!

¡Libertad para ser!

Libertad…

Libertad es.