El juego más tonto del mundo

Hace algunos días leí una entrada que me gustó especialmente. Lejos de su natal Puerto Rico, Melba Gómez (melbag123) gestiona entre los recuerdos de su infancia la necesaria paz de cada día.

Me gustó tanto esa mirada atrás, que me propuse hacer algo parecido.
Este es mi primer intento, limitado, y extrapolado -porque no he podido evitarlo- a lo que ahora nos está tocando vivir en esta España.

Mi infancia transcurrió  en aquellos tiempos en los que no había tele, o, si la había, no había entrado en la mayoría de las casas; apenas circulaban coches, porque aún no estaban al alcance de los que, a duras penas, tenían para satisfacer sus necesidades básicas; la electricidad era solo para alumbrarse, porque apenas había electrodomésticos que enchufar; funcionaba la radio para recibir “el parte” único, la novela de la tarde para las mujeres, el fútbol de los domingos para los hombres y poco más para repartir entre todos. La democracia hacía años que se había perdido y andaba lejos, escondida, perseguida…

Con estas condiciones, la niñez era de mucha calle, de mucho juego colectivo, de juegos de temporada, de juegos de ejercicio diversificado físico y mental.

No sé si recuerdo los nombres con exactitud. Tampoco sé si esos nombres eran los mismos en todos los lugares. Recuerdo algunos: el escondite, el pañuelo, el pincho, el trompo, las bolas, el aro, los chinos, el pilla-pilla; con sus variantes: el corta-hilo, el marro, el gavilán… y también estaban los que no requerían desgaste físico ni habilidades específicas ni material alguno: aquí me pierdo con los nombres, pero me viene a la memoria una escena de uno de ellos: “el juego más tonto del mundo”, como más de un mayor y algún infante lo definieron entonces. En él íbamos declarando qué queríamos ser de mayor y para qué.

Tal vez por la falta de perspectiva, por la ignorancia de aquellos años cincuenta y sesenta; el juego más tonto del mundo, nos llevaba a ir picando alto para resultar “vencedores”:

– Yo quiero ser… practicante, para ver muchos culos.
– Yo seré médico, para ver mucho más.
– Yo… capitán, para mandar y mandar.
– Yo voy a ser Franco y mandaré en ti, capitán.
– Yo tendré que ser cura y tú en mí no mandarás.
– ¡Ay que no! Ya seré Papa. ¿A ver qué va a pasar?
– Nada, nada, muchacho. Yo seré Dios… ¡Ya está!

Ahora, en estos tiempos que vivimos. Hace unos meses, o unos años, (hay que ver cómo pasa el tiempo) en las paredes de los edificios de muchas calles de mi ciudad, y supongo que de casi todas, se podían leer pintadas que, como si se tratara de una variante del dichoso juego, al cabo de unos días eran corregidas inexorablemente:

¡PODEMOS!
VOTA
PODEMOS

Después de las correcciones, ésta concretamente, quedó así:

¡POTEMOS!
POTA
POTEMOS

Pero… es que entre los “líderes políticos” de esta democrática España, me da la impresión de que se sigue jugando al juego más tonto del mundo:

– Yo quiero ser… demócrata, para ver muchos votos.
– Yo seré republicano, para ver mucho más.
– Yo… presidente, para mandar y mandar.
– Yo voy a ser rey y mandaré en ti, presidente.
– Yo tendré que ser fiscal y tú en mí no mandarás.
– ¡Ay que no! Yo seré juez. ¿A ver que va a pasar?
– Nada, nada, muchacho. Yo seré como dios… ¡Ya está!

Señorías y demás políticos: no estamos para juegos.
Gánense sus privilegiados sueldos haciendo política. Permitan que esta raquítica democracia crezca entre el pueblo que decís representar. Dejen que camine a diario por las calles para que no se exprese solo en pintadas insulsas o en esporádicos votos interesados. Ábranle las puertas de los colegios para que juegue y crezca con los que han de protegerla en el futuro. Denle valor al ser humano y recorten, ahí sí, recorten… recorten el desmesurado valor que le otorgáis a vuestro tener.

Anuncios

El hombre es libre… para ser bueno

Que el hombre es bueno por naturaleza cuenta con muchos defensores.

No sé si suficientes -yo diría que nunca serán demasiados-. Tampoco sé si las indiscutibles excepciones que existan, aunque sea para confirmar la regla, deben ser consideradas despreciables, estadísticamente hablando, para aceptar la afirmación con alegría y con todas sus consecuencias.

Otra cuestión es cuando nos planteamos si el hombre -varón y mujer- es libre.

Lo cierto es que el hombre, que puede ser un lobo para el hombre, es capaz de ser la mayor esperanza para auto-recuperarse de las nefastas consecuencias de su torpe y nefasto proceder. Solo necesita actitud…

Actitud para gestionar dos cosas, para lo cual siempre es libre: ser capaz de ponerse en el lugar de un semejante, para intentar saber qué es lo que el otro siente; y comprender que, definitivamente, es cierto que si escupe hacia arriba tiene muchas posibilidades de que el escupitajo le caiga en la cara.

Sin esa actitud… -sin empatía y sentido común- no es posible que exista el humano bueno, pero siempre es libre para serlo.

TODO ATADO

Imagen: todoestarelacionado.wordpress.com
Imagen: https://todoestarelacionado.wordpress.com/2012/11/21/la-farsa-del-colesterol-alto/

 

 

Hoy, él se había quedado en la cama un rato más. Cuando despertó, tras una buena tanda de sueños, lo hizo con una sensación muy placentera, pero con la habitual amnesia que le hacía imposible recordar nada de lo soñado.

Hoy, el pronóstico del tiempo daba lluvia para todo el día. “L” ya se había ido al trabajo. Eran casi las diez. Comenzaba a cumplirse el pronóstico con una fina lluvia y el silencio del exterior permitía oir el aterrizaje de las gotas sobre ditintos tipos de materiales como una agradable sinfonía de la naturaleza.

“L” envíó su primer WatshApp de control:
– “Como tencuentras?
– “Biennnn
– “Te ha sentado bien el desayuno?
– “Siiii. Y no he visitado al señor Roca
– “Y no te duele nada?
– “Nala nala
– “Y el ruidito de tripas?
– “Calladito
– “Bien, me alegro
– “Yo también… Jeje

Continúa la lluvia silenciosa mientras el tiempo quiere detenerse. Solo los sucesivos controles permitían un tímido progreso que volvía a ralentizarse, e incluso a querer ir hacia atrás, al término de cada una de las sesiones WatshApp.

Él no dejaba de dar vueltas a los acontecimientos recientes:
Durantes los últimos meses habían dejado de tomar los medicamentos que, probablemente, estaban siendo los causantes de las alteranciones que iba acumulando, sobre todo, “L”. Habían remitido las subidas de presión sanguínea hasta hacerse estables y normales, había desaparecido la opresión en el pecho y la garganta, las articulaciones no estaban ya agarrotadas ni los músculos doloridos. Pero cualquier incidencia de salud, por pequeña que fuera, le volvía a meter la duda en la sesera y vuelta a desayunar bromazepam. Las tisanas de salvia y melisa, las lecitinas y las alcachofas, seguramente, tenían los días contados y los paseos, juntos, sin prisas y sin pausa, también habrían sido derrotados. Al final tienen razón los que aseguran que “todo está atado y bien atado”.

Imagen: tomada de la red
Imagen: tomada de la red

Y ahí tenéis (25)

https://todoestarelacionado.wordpress.com/2012/11/21/la-farsa-del-colesterol-alto/

Viaje a la cara oculta : CASUALIDADES

https://grojol.wordpress.com/2012/11/26/casualidades/


TODO ATADO – (c) – grojol

LLEGUÉ, VI, VIVIENDO ESTOY…

 

Imagen: tomada de la red
Imagen: tomada de la red

Llegué,
indefenso e ignorante,
tras una cruel guerra
entre hermanos
-es que así son
las guerras todas-
y crecí en la ignorancia
-que no era buena,
pero guardaba amor
y sentimiento-
y en la dulzura inmensa
de la amarga pobreza.

Vi,
la tristeza
de gentes oprimidas
entre ahogados recuerdos,
entre lágrimas escondidas
por vidas secuestradas,
por vidas suprimidas
sin motivo…

Viviendo estoy…
entre humanos
que persisten
en vivir en la ignorancia,
mientras piensan
que necesitan nadar en la abundancia,
y que creen que una vez vencieron
-se equivocan,
que no vencieron nada-
y continúan
-ignorantes-
esperando otra cruzada.

¿Seremos tan desalmados que no nos importe que se repita la historia?

El país al que llegué (en la prensa del día)

“Primera plana” (7-7-1954) en “ABC” de Madrid: pagina en pdf.

“Significativo homenaje” (7-7-1954) en “La Vanguardia” de Barcelona:

“EN EL 18 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE CALVO SOTELO
Su santa intolerancia (la negrita es mía)
«Nuestra arrogancia previsora, apriorística, ínspirada en la fe y no en el despecho, nos ha preservado de todo acatamiento a la República, y de reverenciar sus jerarquías, y de convivir con sus instituciones, y de formar en sus cuadros de mando y de saludar su enseña tricolor, secuestradora de la vieja bandera de la Patria.»
(Del discurso de Calvo Sotelo en el Palace Hotel, de Madrid, el 12 de enero de 1936, con ocasión del homenaje nacional a las minorías monárquicas de las Cortes.)”

Puedes consultar esos mismos periódicos hoy, o cualquier día: ¡La misma santidad!

Y ahí tenéis (22)
https://laluznobasta.wordpress.com/2015/01/23/leer-a-wallace/
Y ahí tenéis (23)
http://lamaripoval.com/2015/01/25/regresion-imperiosa/

Viaje a la cara oculta: “Ya va siendo hora…”

https://grojol.wordpress.com/2012/10/28/ya-va-siendo-hora/


LLEGUÉ, VI,VIVIENDO ESTOY… – (c) – grojol