De los sueños rotos – (2014-…. ) (y 2)

De los sueños rotos (y2)

¡Demasiado sufrimiento por metro cuadrado!

Desde la blanca cúspide de esta pirámide debería revolotear la PAZ  -y  la historia, para que nunca más vuelva a repetirse-; pero no por vernos forzados a renunciar a los sueños de igualdad, libertad y justicia, sino por el convencimiento de que las únicas renuncias que deberían ser exigidas, de manera pacífica, son las de la manipulación y el abuso de poder, que viven de la mentira y engendran odio, desigualdad y violencia solo para doblegar al hermano, ignorando al humano que sueña.

.

Cara 1

¡Ay!

Odio y dolor

vinieron a romper sueños.

Y el miedo dejaba las calles vacías.

No llegaron de fuera las primeras balas

asesinas de sueños, de ilusión y de esperanza.

Las horas de violencia y angustia, se hicieron tan largas

que jamás en la vida se había conocido travesía más amarga.

.

Cara 2

Las

horas,

en la huída,

se tornaban sogas,

y en los vacíos cuerpos

-ni dolor ni miedo- ya nada cabía;

solo la esperanza de sentirse humanos

y volver, un día, a sentirse, con respeto, tratados.

.

Se puede morir por las ideas...

.

Cara 3

Y

cientos

volvieron,

creyendo mentiras,

y solo sintieron la rabia asesina

hiriendo su sueño y segando sus vidas.

La sangre en la tierra, muy bien protegida

dejó la semilla del único sueño con miles de heridas.

.

Cara 4

El

sueño,

que creían roto,

ahora pervive sin prisas.

Es el sueño de los desheredados…

Los que nunca quisieron ser protagonistas,

los que, con nuevas mentiras, andarían indignados

y exigiendo no perder la esperanza, no volver al pasado. 

.

nos recordarán que los sueños jamás mueren
nos recordarán que los sueños jamás mueren

En cada una de las cuatro caras de esta pirámide “de los sueños rotos” están grabados casi cinco mil nombres de hombres y mujeres que murieron porque otros, recurriendo a la mentira y al odio y a la violencia, creyeron ser más que ellos.

.

¡Qué angustia!  -se llame Portugal o España, Grecia o

Irlanda,  África  o  Europa,  América,  Asia  u  Oceanía,  

Ucrania  o  Guinea,  Ana  o  María,   Dolores  o  Alegría-

¡Qué  angustia  contemplar  cómo  se  tratan  los  hijos!

¡Cómo  se  ignoran  a  muerte  dos  de su misma sangre!

¡Cómo  les  mueve  algo  turbio  que  les lleva a odiarse,

mentirse o matarse!  ¡Qué angustia  más grande cuando

uno de los hijos  se erige  el  más  grande  y se escuda en

la madre para odiar y mentir, ignorar y matar y matarse!

.

El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto son, de las que no son en cuanto no son.”                                                                                                                                                                                                   – PROTÁGORAS –  Los discursos demoledores.

Anuncios